Canela Tavarez Abogados

Niegan permiso a proyecto turístico que construirán en la Bahía de Luperón

Ultima Actualización: lunes, 24 de febrero de 2014. Por: Aridio Perdomo

Ejecutivos de la firma promotora del proyecto Marina Punta Alma informaron que elaboran un recurso de revisión.

PUERTO PLATA.- A diez años que se inicio próximo a La Bahía del municipio de Luperón el proyecto turístico que sus desarrolladores franceses y dominicanos denominaron en su origen con el nombre de Atlántico, pero posteriormente fue cambiado como Marina Punta Alma, con una logística hasta ahora de US$67.0 millones, esta importante obra de desarrollo para la zona Oeste de Puerto Plata, “aun no cuentan con los permisos correspondientes del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.
 
Esta inversión abarca compra de los cuatro millones 250 mil metros cuadrados del área de terreno donde se desarrollara dicho proyecto, estudios ambientales, de factibilidad y técnicos en sentido general, pero hasta el  momento no han recibido el visto bueno de parte del Ministerio de Medio Ambiente.
 
Ejecutivos de la firma promotora del proyecto Marina Punta Alma informaron que elaboran un recurso de revisión a la decisión  del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MINARENA) de no entregar el permiso ambiental emitido en principio para construir las infraestructuras y operar dicho complejo turístico en la comunidad de Luperón.
 
El representante de la compañía Scranton Invesment, Maurizio Winkler, explicó que la empresa ha realizado todos los estudios necesarios y ha cumplido las exigencias establecidas en los términos de referencias establecidos por el MINARENA, incluso este proyecto fue aprobado por el Comité de Validación en la reunión celebrada en abril último.
 
Winkler sostuvo que en vista de todo esto y de que le fue mostrado el documento, convoco a los accionistas de la empresa Scranton Investimets y se hicieron los preparativos para el inicio inmediato de la Marina Punta Alma, pero el martes siguiente ni otro día, le fue entregado el documento y el MINARENA no ha ofrecido ninguna explicación de la retención del permiso ambiental numero 2144-13, de fecha 16 de julio de 2013.
 
Reveló que no fue hasta enero último, seis meses después de haber sido convocados para recibir el permiso ambiental, que se les convoco al MINARENA para entregarle una carta fechada el 7 de este mes en la que se informa que dicho organismo oficial no autoriza la construcción de la Marina Punta Alma.
 
Winkler observó que después de siete años de trabajo, espera y cumplimiento de las condiciones impuestas por MINARENA, la emisión del permiso y la posterior negativa comunicada después de seis meses  es “una gran desilusión y nos hemos preguntado una y otra vez las razones para este extraño proceder”.
 
Informó que Scranton Investments ya ha investido US$67.0 millones y ha seguido hacia adelante porque todos los estudios ambientales realizados, incluyendo uno de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) demuestran que Marina Punta Alma es viable desde el punto de vista ambiental y legal.
 
El asesor legal de este proyecto turístico, licenciado Jesús Almanzar, explico que la zona de La Bahía de Luperón escogida para la ejecución de esta obra es área protegida pero del nivel cuatro y la Ley permite el desarrollo de infraestructuras turísticas bajo las condiciones que establezcan las autoridades ambientales.
 
Almanzar dijo que MINARENA estableció estas condiciones y la empresa Scranton Invetments las ha cumplido todas, incluyendo una de último momento que ha sido la reducción de 369 amarres en la marina a tan solo 150, lo que significa una severa erosión de las proyecciones económicas, pero esto se hizo sin chistar para demostrar el compromiso del proyecto con el componente ambiental.
 
Resaltó que Marina Punta Alma es el único proyecto disponible con inversionistas sólidos que puede reanimar la economía de la empobrecida comunidad de Luperón, ubicada en la zona Oeste de la provincia de Puerto Plata.
 
Almanzar reveló que la compañía Scranton Investments es una empresa propiedad de un importante banco de inversiones de Estados Unidos, el cual aportara los fondos para el desarrollo de este importante complejo turístico.