Canela Tavarez Abogados

Día del Periodista

Ultima Actualización: jueves, 04 de abril de 2019. Por: Ramiro Francisco

El Día del Periodista en la República Dominicana, es buena fecha como cada año para reflexionar.

Como cada año, lloverán las felicitaciones a los periodistas. Seremos por algunas horas, los defensores de la democracia. Los que ayudan al equilibrio en la sociedad. Los valientes para evitar la instauración de dictaduras. Los protagonistas en “tan visto y escuchado programa”. Después, baja el telón, se termina el drama y hasta la próxima.

Este viernes 5 de Abril, es el Día Nacional del Periodista. Preparémonos para recibir -¡Si acaso! – vinos, galletas, una botella de ron o whisky, una invitación de fin de semana en un resort, invitación a una parrillada, o a una fritanga a comer longaniza, chicharrones y carne salada…no importa qué tan lejos sea como cerca del Cruce de Guayacanes.

Algunos recibirán invitaciones para comer caviar y degustar langostas y otros mariscos con futuros candidatos a cargos electivos, que procuran desde ya agenciarse de bocinas de marca y buen vatiaje.

Y “la vida no se detiene, prosigue su agitado curso” como se le escuchaba decir a Rodriguito, en el recuerdo del Informador Policíaco, me cuentan los viejos…ya un día después, continuará como el primer día –no como la canción de Cortez- la separación entre periodistas “cacos calientes, engreídos, enemigos del gobierno y de las autoridades”, por la simple razón de no ser “ovejas, veletas, discos rallados, bocinas ni repetidora” de político, funcionario ni empresario alguno.

El Día del Periodista en la República Dominicana, es buena fecha como cada año para reflexionar. ¿Reflexionar qué? ¿Para qué? Bueno, pues comencemos con lo que gana un periodista.

Usted que tanto critica y hasta condena a un periodista de lambón, vendido y tantos otros denuestos, ¿Puede también saber que muchos sueldos de periodistas –nos referimos a periodistas, NO “periodistas”, son también sueldos cebollas?

Que cuatro años de estudios de la carrera, más uno que otro Diplomado no es tomado en cuenta para nada, con ligeras excepciones.

Y lo que duele, al menos molesta, es saber que personas sin estudios profesionales devengan altos sueldos en la administración pública, solo por el hecho de haber trabajado en la campaña y ser amigo o canchanchán de algún dirigente con acceso a nóminas y nominillas.

Los periodistas con pensamientos críticos, visiones responsables, con enfoques realistas desde sus ópticas, con alto sentido de responsabilidad y del deber que les corresponde en la sociedad a la que sirven, que hacen sabias preguntas que ameritan respuestas por igual, son presentados por los afectados y quienes les sirven de plataformas, como amargados, tarados y enemigos del gobierno.

¡Vaya incongruencia en la sociedad que nos ha tocado vivir!

Algún día acabaremos de entender el inmenso papel que desempeñan aquellos comunicadores que hacen labor de periodista, sin haber entrado a universidad alguna. ¡Lo hacen tan bien como el mejor de los graduados!

En nuestros medios, radio, televisión y periódicos impresos y digitales necesitamos profesionales de diferentes carreras que ayuden a llevar responsables y sanas opiniones que eleven el pensamiento crítico y busquen el bienestar colectivo.

A los periodistas y comunicadores nuestras congratulaciones

ramiro_francisco@yahoo.com