Puerto Plata Covid-19 | 29/07/2021 | Infectados 8387 | Fallecidos 157 | Recuperados 7905 | Click Para Más detalles

Un lugar paradisíaco lleno de historias, playas, montañas y gente agradable

Ultima Actualización: jueves, 16 de mayo de 2013. Por: La Redacción

Vayamos al encuentro con la “Novia del Atlántico”, Puerto Plata, lugar paradisíaco lleno de historia, playas, montañas, gente agradable y servicial.

PUERTO PLATA.- Sin dudas  algunas que el contacto con la naturaleza es un regalo de Dios, y si de algo estamos convencidos es que el suelo que nos  vio nacer fue hecho con las manos del Creador.
 
 Solo 48,198 kilómetros cuadrados, incluyendo las islas adyacentes, componen la República Dominicana y tenemos playas, montañas y llanuras, dunas, campos y ciudades, gozamos de un clima variado según la región, pero lo mejor de todo es que aún en los más calurosos, la brisa nos llega como refrigerio, recordándonos cuan afortunados somos de ser dominicanos.
 
 Vayamos al encuentro con  la “Novia del Atlántico”, Puerto Plata, lugar paradisíaco lleno de historia, playas, montañas,  gente agradable y servicial.
 
Vierten sus aguas sobre esta fructífera tierra dos importantes ríos que nacen en la impresionante Cordillera Septentrional que la atraviesa: el Bajabonico y el Yásica.
 
Otros ríos también alimentan su hidrografía, vertiendo sus aguas en el Océano Atlántico,  teniendo Puerto Plata la particularidad de que la mayoría de sus  ríos nacen dentro de los límites de esta provincia, sin que sus aguas salgan de los linderos de su prodigioso territorio.
 
Sus montañas y llanos, el hermoso color azul de sus costas,  sus hermosos atardeceres, las minas de ámbar, El Salto de Damajagua, conocido por sus 27 charcos, la hermosa Bahía de Luperón,  Sosúa, Playa  Dorada, sus muy variadas ofertas hoteleras, la facilidad del Aeropuerto Internacional Gregorio Luperón,  entre otros,  han hecho de esta provincia el sitio ideal donde pasar unas inolvidables vacaciones en familia.
Primer asentamiento europeo en América
 
La provincia de Puerto Plata está situada a 215 kilómetros de la ciudad de Santo Domingo, capital de la República Dominicana y fue creada en 1907,  aunque tuvo sus raíces  en 1493 cuando el 11 de enero de ese año, Cristóbal Colón llegó a las costas de la actual Puerto Plata y quedó fascinado con su puerto y  la montaña Isabel de Torres a la que él llamó Monte de Plata. 
 
Fue tanta su fascinación del almirante que fundó en este territorio el primer asentamiento europeo en América,  al que llamó Villa Isabela ya que esa zona pertenecía al cacicazgo de Maguá.
 
Esta hermosa ciudad,  rica en historia y cultura fue  un lugar estratégico e importante desde sus inicios debido  a su Puerto, desde donde  salían todos los productos agrícolas que se obtenían de las fértiles tierras del norte de nuestra República.  
 
Tuvo una participación destacada en la Guerra de la Restauración y al  producirse la anexión del país a España en marzo de 1861, fue la última provincia donde se sustituyó el pabellón nacional por el español.
 
Tierra de hombres valientes y aguerridos, tanto que Ramón González Tablas, quien fuera capitán de Infantería del ejército español durante la guerra restauradora, en su libro “Historia de la dominación y última guerra de España en Santo Domingo” hace el siguiente señalamiento sobre los defensores de Puerto Plata: “Los insurrectos de Puerto Plata habían adquirido la fama de valientes y después de los extractos del diario de operaciones que acabamos de hacer, el lector no podrá menos de convenir en que realmente eran más osados y aguerridos que lo del resto de la isla”, destacándose Gregorio Luperón, quien se convirtió en uno de los militares más destacados de la Gesta Restauradora.
 
Concluida la Gesta Restauradora, Puerto Plata quedo consagrada como uno de los tres principales centros de poder político nacional, liderando este lugar el General Gregorio Luperón.
 
La Novia del Atlántico ha sido cuna de de Presidentes de la República  y  de muchos personajes ilustres, tanto en la política como en las ciencias, las artes y las letras.
 
San Felipe de Puerto Plata,  su cabecera Municipal
 
La ciudad fue fundada en 1502 por Fray Nicolás de Ovando. En su primera etapa de Colonia Española, fue considerada el principal puerto marítimo y comercial de la isla.
 
En 1605 fue despoblada y destruida por orden de Fernando III, para evitar el avance de la piratería inglesa y holandesa, que la tomaban como base para el norte del Atlántico, repoblándose nuevamente hacia el año 1700 con familias procedentes de las Islas Canarias que eran en su mayoría agricultores.
 
Fue en  1865 cuando se inició la construcción de la actual ciudad de Puerto Plata,  destacándose la influencia de la arquitectura victoriana  considerada la más avanzada de la época.
 
Aún en nuestros tiempos se conservan viviendas y construcciones de este tiempo como testimonio fiel del esplendor y la importancia de la ciudad en lo económico, marítimo, social y cultural.
 
Al visitar esta progresista ciudad nos encontramos con La Fortaleza de San Felipe, construida de 1564 a 1577 para defenderse de los posibles ataques piratas, su hermoso malecón, el Museo del Ámbar, El Teleférico que nos lleva al Jardín Botánico de la Loma Isabel de Torres,  entre otros.
 
En Puerto Plata  se desarrollan actividades agropecuarias, industriales y turísticas, que son en la actualidad sus principales fuentes de ingreso, aportando cifras significativas para el crecimiento económico y social de todo el país
Los otros municipios
 
Complementan esta  provincia además de su capital (San Felipe de Puerto Plata), los municipios de Altamira, Guananico, Imbert, Luperón, Los Hidalgos (El Mamey), Sosúa, Villa Isabela y Villa Montellano.
 
**Colaboración Mayra De Peña del periódico El Día.-