Puerto Plata Covid-19 | 21/09/2021 | Infectados 9050 | Fallecidos 158 | Recuperados 8646 | Click Para Más detalles

JOVEN INTENTA LANZARSE PUENTE SECO; NOVIA DECIDE ROMPER RELACIÓN AMOROSA

Ultima Actualización: martes, 02 de marzo de 2010. Por: Antonio Heredia

Darryl de la Rosa, un joven de apenas 19 años de edad, el cual no tiene basta experiencia de la vida, “siente un amor profundo por su amada dulcinea, la única novia que ha conocido hasta ahora”.

“Esta pasión va más allá que el llamado amor del negrito que muchos hombres llegan a sentir por la mujer que sueñan para formar un hogar y posteriormente procrear unos cuantos hijos”.

 

Pero, como en toda historia amorosa, esta pasión casi siempre terminan en una desgracia, suicidio, asesinato o la muerte accidental de uno o los dos personajes protagonistas de este amor pasional.

 

Y, esto fue, lo que intentó hacer el fin de semana último el joven Darryl de la Rosa, un residente en el sector Colinas del Sur (antiguo Avispero), cuando subió a lo alto del puente seco y amenazó con lanzarse al vacio, alegando que su amada dulcinea (novia), le dijo de manera tajante e irónica: "lo siento ya no siento nada por ti". Búscate otra novia, porque nuestro romance ha llegado a su fin”.

 

Esto bastó para que de inmediato éste (De la Rosa) caminará unos cuantos metros, los cuales separan el barrio Colinas del Sur y el Puente Seco de la avenida mayor general “Antonio Imbert Barrera” y subiera a las barandas más alta con el propósito de lanzarse al pavimento de la también avenida Manuel Aurelio (Manolo) Tavárez Justo, “atormentado y decepcionado por que su novia le dijo: que ya no lo quería”.

 

En varias ocasiones éste vociferó “voz en cuello: mi vida ya no tiene sentido, el amor de mi dulcinea es lo que me mantiene con ganas de seguir viviendo”.

 

Las relaciones amorosas entre ambos, aunque este nunca dijo el nombre de su novia, llevaba varios meses, desconociendo en lo más mínimo porque esta: “le sacó los pies”.

 

Los intentos suicidas de este joven, fueron frustrados por una patrulla de la Policìa Nacional que se presentó al lugar y  luego de conversar por varios minutos con éste lo convencieron que no se lanzara al vacío, porque no valía la pena, ya que “mujeres existen en demasía en Puerto Plata”.

 

Familiares, amigos, vecinos y curiosos que se presentaron al puente seco también trataron de persuadir a este hombre que a sabienda que su novia terminó la relación entre ambos, “lloraba hasta más no poder, porque según dijo: no quiero terminar con mi amada dulcinea”.

 

El joven De la Rosa posteriormente fue arrestado por la patrulla policial en el entendido de que alborotó la paz ciudadana, aunque momentos después fue libertado por los agentes que le señalaron: “hermano levante el ánimo, búsquese otra novia, porque más adelante vive más gentes”.