Puerto Plata Covid-19 | 04/03/2021 | Infectados 7498 | Fallecidos 147 | Recuperados 5873 | Click Para Más detalles

Palo si boga,... palo si no boga!

Ultima Actualización: sábado, 22 de agosto de 2020. Por: Jose Natalio Redondo Galan

Las asociaciones de empresas ligadas al turismo engloban a los inversionistas que hacen posible el crecimiento económico.

Por: Jose Natalio Redondo.

Así es que se siente uno cuando oye tantos ataques personales ante una situación institucional, aunque siempre vengan de los mismos enemigos disfrazados.

Las asociaciones de empresas ligadas al turismo engloban a los inversionistas que hacen posible el crecimiento económico, la creación de empleos, las cotizaciones de impuestos y las acciones de responsabilidad social, entre otras.

Ellas se organizan y escogen sus representantes.

El gobierno es quien administra esos impuestos, y genera las inversiones necesarias para que el sector privado sea atraído a hacer más inversiones aun. El gobierno es el representante de los intereses generales del pueblo.

Ese es el balance natural y perfecto del sistema económico que nos hemos dado.

Por eso los líderes políticos que llegan al gobierno, con sentido común, buscan la alianza de ambos sectores, público-privado, para alcanzar el éxito general.  Por ello, los programas, presupuestos y acciones deben ser consensuados.

En este momento, más que nunca, esta alianza debe ser muy sólida, para lograr el Estado que deseamos todos.  Pero no le pidas al sector empresarial que se aisle de la toma de decisiones; ni pienses que, desde fuera, puedes incidir en la selección de quienes lo representan.

Estudia, innova, crea una empresa, trabaja intensamente, y asóciate con ese sentido de pertenencia. Ahí desarrollarás el liderazgo para ser seleccionado como genuino representante del sector, y podrás hacer los cambios revolucionarios que exiges desde fuera.

Y otra cosa, si quieres que algo se haga, se concrete a tiempo, dáselo precisamente a aquel "que no tiene tiempo"; porque el que siempre tiene tiempo es porque  nunca termina la encomienda.