Puerto Plata Covid-19 | 20/06/2021 | Infectados 8031 | Fallecidos 153 | Recuperados 6325 | Click Para Más detalles

Ahora que Tenemos Vacunas!!

Ultima Actualización: lunes, 08 de marzo de 2021. Por: Roque de León B

Por: Roque J. de León B.

Disfrutando de los privilegios de ser hijo, compañero, esposo y padre dedico este artículo al único ser humano que Dios permitió el privilegio de concebir, a La Mujer en su día especial.

 

Hace un año aproximadamente que se detectó en nuestro país el primer caso importado así como los primeros hallazgos internos y muertes a causa de la pandemia del siglo el "COVID-19"; coincide ese tiempo con el inicio de la vacunación contra ésta letal enfermedad, de igual manera mis investigaciones y artículos referentes a ella.

 

Por un año y tres meses el mundo ha sido paralizado y en oportunidades cerrado, viviendo la humanidad las crisis más espantosas que jamás  imaginamos de: salud, salud mental y emocional, destrucción de familias por múltiples causas incluida la muerte, Economía, ciencia, intereses, planificación, corrupción, entre otras.

 

Hoy que la ciencia pone a nuestro alcance una aparente salida con las distintas marcas de vacunas comercializadas desde los fabricantes a los diferentes gobiernos preocupados y responsables de que el mundo retorne a la normalidad; muchos habitantes se oponen a ser inoculados y critican sin ninguna base científica, a lo que tienen derecho, aunque en sociedades no concienciadas con sus comentarios sin la más mínima posibilidad de demostrar, pueden dañar las intenciones de combatir la pandemia.

 

Muchos han dicho que es un jugoso negocio y tienen razón, la investigación requiere de la inversión de cuantiosos recursos con el riesgo de no ser recuperados o en la mayoría de los casos con muy lento retorno; la dificultad por la que atravesamos en este momento hace de las vacunas contra el Covid-19 un caso especial.

 

Por lo regular, el beneficio del negocio en el área farmacéutica no lo reciben quienes hacen los hallazgos a través de la ciencia y la investigación, que además hacen las inversiones requeridas en ese delicado proceso; sino los que de manera ilegal y fraudulenta en componenda con las autoridades de salud en sus respectivos paises logran copiar y explotar las fórmulas originales sin importar que estén registradas por su verdaderos dueños, perjudicando por demás a los ciudadanos quienes al final, son los consumidores.

 

Como afectados directos de la pandemia y consumidores finales de las diferentes marcas de vacunas sin importar su precedencia, estamos en el deber y el derecho de exigir a los administradores de los bienes de los pueblos del mundo y República Dominicana no es la excepción; que una proporción del dinero que pagamos al fisco sea invertido en el Departamento de Investigaciones Científicas de las universidades públicas y así poder anticiparnos a situaciones como la que hoy padecemos.

 

Atento escucho al igual que presumo lo hecen ustedes, las voces de una corriente irresponsable y oportunista que clama porque se le permita al sector privado importar y suministrar las vacunas, nada más absurdo, lo lógico es que los gobiernos sean los garantes de que llegue a toda la población de forma gratuita, en esta etapa.

 

Seguro estoy de que las exigencias de las mascarillas para poder estar en cualquier lugar y las pruebas PCR para viajar; al concluir las vacunaciones serán sustituidas por la certificación de que estamos inoculados contra el COVID-19. Eso sólo será posible si a todos por igual se nos proporciona la opción de ser inoculados.

 

En democracia somos libres de hacer lo que la

Constitución y las Leyes nos permiten a la vez que recae sobre nosotros la responsabilidad por nuestros actos,  ahora que tenemos vacuna, debemos demostrar que de verdad nos importa la vida y que queremos retornar a la normalidad.

 

Las mujeres que han sido dadoras de vida conocen de la importancia de las vacunas, en la teoría por las diferentes conferencias y conversatorios en los que participan con sus médicos durante sus embarazos y en la práctica, por las diferentes fases de vacunaciones obligatorias a las que tienen que someterse ellas y más tarde, sus niños como garantía de vida.

 

En caso de confusiones y dudas, a ellas podemos confiar nuestras consultas si lo creemos necesario.

 

Yo me vacuné!!.... y túúú??

 

ROQUE J. DE LEÓN B. (MAE)

DIPLOMADO EN TECNICAS DE COMUNICACÓN SOCIAL INTEGRAL

MIEMBRO DEL: SNTP Y SINLOPP