Palic Salud
Brugal is Happening

¡Trágica! Discusión por partida de dominó en un colmadón deja una persona muerta a balazos en El Mamey

Ultima Actualización: miércoles, 08 de marzo de 2017. Por: ANTONIO HEREDIA

Un obrero de 30 años de edad murió de dos balazos en la cabeza en el fragor de una candente discusión tras una partida de dominó que se produjo anoche en un negocio.

PUERTO PLATA.- Un obrero de 30 años de edad murió de dos balazos en la cabeza en el fragor de una candente discusión tras una partida de dominó que se produjo anoche en un negocio del municipio Los Hidalgos (El Mamey) en la parte oeste de la provincia Puerto Plata.

La víctima fue identificado como Virgilio De Jesús Vidal Peralta, el cual residía en la vivienda marcada con el número 50 de la calle Gregorio Luperón en Los Hidalgos (El Mamey), quien  falleció a consecuencia del impacto hiriente de un proyectil de arma de fuego en la región frontal derecha con salida por el lado izquierdo según el diagnostico dado por la médico legista actuante, doctora Yesenia Rodríguez.

Este hecho de sangre fue cometido por el nombrado Jesús María Núñez Fermín (Niño) de 70 año de edad, residente en el Ensanche Quisqueya del Distrito Nacional, quien para asesinar a Vidal Peralta utilizó la pistola marca Hi Power calibre 9 milímetros, serie número 319475, la cual porta con un permiso legal avalado por el Ministerio de Interior y Policía.

Supuestamente, los motivos que llevaron al victimario a quitarle la vida al occiso, fue debido a que ambos estaban jugando dominó en un negocio propiedad de nombrado Carlos Manuel Gonzales Núñez y el ahora fallecido le llamo ladrón luego de haberle ganado una partida, por este motivo le realizo dos disparos que le ocasionaron la muerte casi al instante.

El homicida fue arrestado luego de que al lugar llegaron varios agentes de la Policía Nacional, además de la unidad de procesamiento de la escena del crimen (Policía Científica), procediéndose a tomar fotografías de la escena del crimen, colectando  tres casquillos y dos proyectiles calibre 9 milímetros, un sombrero de color marrón además del arma de fuego con la cual se cometió el asesinato.