Puerto Plata Covid-19 | 15/09/2021 | Infectados 9050 | Fallecidos 158 | Recuperados 8646 | Click Para Más detalles

Mala Hierba

Ultima Actualización: martes, 20 de enero de 2015. Por: Ramiro Francisco

Creen, que con grandes titulares de escudos y cordones, se paraliza o atenúa, la migración por nuestra frontera.

Muchos abusadores, antipatrióticos y oportunistas consideran que podrán continuar engañándonos, al intentar colocar en primera línea a quienes ellos consideran tontos útiles para usarlos como escudos o punta de lanza y lanzarlos al campo de batalla, mientras permanecen haciendo planes entre cuatro paredes y como mucho, en trincheras fortificadas.

Empresarios, políticos, funcionarios, militares, policías, Ingenieros y hacendados en su mayoría son los aprovechados de una forma u otra, del desórden de la migración haitiana.

Muchos empresarios –no todos- abusan constantemente de los migrantes haitianos pagándoles sueldos de miseria y sin disfrute de seguros o prestaciones laborales al momento de prescindir de ellos.

Lo mismo suelen hacer algunos ingenieros y empresas de la construcción. Solo les utilizan como papel de sanitario. Verdaderos abusadores.

Ocurre por igual con muchos hacendados que los explotan en sus fincas, sin importar que sean ancianos o estén enfermos.

Militares y policías –muchos de ellos – obtienen jugosas ganancias en ese desórden –peajes dicen- para permitirles la entrada a territorio dominicano.

¿Desconocen nuestros expertos los escondrijos, senderos, caminitos, atajos, carreteras y caminos vecinales que emplean los haitianos para penetrar al suelo patrio?

¿Cuál es la labor de “inteligencia” que se realiza al respecto?

Creen, que con grandes titulares de escudos y cordones, se paraliza o atenúa, la migración por nuestra frontera.

Tenemos personas descaradas que son capaces de aplaudir y hasta de pronunciar discursos duartianos o luperonianos, ir a misa, comulgar, darse el abrazo de la paz y proclamarse guapos y valientes como gaucho celoso y son cobardes y medrosos para denunciar y combatir la corrupción y la impunidad que aumenta en nuestro país como la mala hierba.