Puerto Plata Covid-19 | 22/09/2021 | Infectados 9050 | Fallecidos 158 | Recuperados 8646 | Click Para Más detalles

La Trampa del Mono

Ultima Actualización: martes, 24 de marzo de 2015. Por: Ramiro Francisco

Realmente, no es fácil la tarea. Pero se puede! En tanto, favorecemos la Trampa del Mono, y no se gastan millones de pesos.

De cuando en vez, diferentes instituciones organizan y realizan jornadas de limpieza de playas generalmente ejecutadas en el litoral del malecón, sin hacer nada aparente, para que esa basura no llegue a nuestras playas.

El Día Mundial de los Océanos y otras fechas semejantes, o cuando a alguien se le ocurre, se llevan a cabo esas tareas, en las que pueden verse a veces, las mismas autoridades locales y gubernamentales, estudiantes, miembros de clubes, empresarios y hasta policías y militares.

Rastrillos, fundas para depositar la basura, camarógrafos, fotógrafos y reporteros, vendedores y botellas de agua donadas por empresas,  adornan la estampa.

¿Cómo llega esa basura hasta la playa de nuestro malecón? Son muchas las cañadas que vierten sus aguas tras largo recorrido desde barriadas ubicadas en el sur de nuestro municipio.

Generalmente, el tipo o clase de basura que llega hasta la costa en referencia, es plásticos (botellas, vasos, platos, fundas). Por igual hojalata, ramas de árboles, hojas, zapatos y tenis inservibles entre otros.

¿Qué hemos propuesto? La construcción en cada cañada antes de esta llegar al mar, de una especie de rejillas (la trampa del Mono) que sirva de colador para las aguas, dejando atrapada la basura.

Esta (la basura) debe ser recogida diariamente, por brigada dedicada a esa tarea. Esta simple y viable medida, de seguro impedirá que cada cierto tiempo haya esa parafernalia como una especie de circo o teatro, dizque en el mantenimiento del litoral norte en la playa del malecón.

Si se conoce el trayecto o recorrido que hacen las diferentes cañadas por nuestros barrios, y se ejecuta un certero plan de recogida de la basura en esos sectores, de seguro, que también se disminuirá con creces que los desperdicios viajen desde tan lejos hasta la playa del malecón.

A ese plan de recogida a tiempo de la basura en las barriadas por donde crucen esas cañadas, debe añadirse un riguroso proyecto de educación ciudadana para elevar conciencia sobre el deber de no echar la basura a esos encarches.

Realmente, no es fácil la tarea. Pero se puede! En tanto, favorecemos la Trampa del Mono, y no se gastan millones de pesos.