Puerto Plata Covid-19 | 11/08/2020 | Infectados 1357 | Fallecidos 71 | Recuperados 676 | Click Para Más detalles

MICHES: “PARAÍSO PERDIDO EN REPÚBLICA DOMINICANA”

Ultima Actualización: viernes, 17 de septiembre de 2010. Por: La Redacción

EL CEDRO, Miches:-El Parque Nacional Lagunas Redonda y Limón, con una extensión superficial de localizado 21.4 kilómetros cuadrados, según consta en los polígonos descritos por la ley sectorial 202-04 sobre áreas protegidas. Es una de los lugares más hermosos, encantadores y atractivo del país hermosas del país.

El “maestrico”, uno de los pescadores más hábiles del distrito municipal de esta comunidad,  lleva años pescando en Laguna Limón, un extenso cuerpo de agua dulce de siete kilómetros donde todavía se capturan camarones, tilapias, sábalos y róbalos, con chinchorros o tramayos, nasas o cordeles.

 

Parece un tiempo largo, pero el diestro pescador cada día sale a sus afanes cotidianos. Ha pasado mucho tiempo en esas faenas y empinando el codo. 

 

Todavía tiene energías para salir de pesca, día a día, en las mañanas o al  atardecer, a tenderle trampas en lugares estratégicos a las especies que le han dado el sustento para darle de comer a su anciana madre.

 

Tiene la piel curtida por el sol. Sus callosas manos son diestras para manejar los cordeles que lanza al aire, siempre esperanzado en que los peces caerán en su mortífera trampa. Cuando habla de pesca, lo hace con  nostalgia.

 

Habla de los tiempos de abundancia. Pero esos recuerdos quedaron atrás. Treinta años. Laguna Limón no es la misma de antaño. Antes era un “tablazo de agua azulita”,  y la pesca era buena, había  tantos camarones que se capturaban con  pequeñas redes, entre la lila.

 

Como el proceso de la vida, todo ha cambiado con el paso del tiempo.

 

Uno de los problemas el rápido crecimiento de la Hydrilla, una hierba maligna invasora que es combatida con métodos ineficientes por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales. El trabajo es manual. El proceso de extracción es más lento que un suero de miel de abeja, como un manto gris, casi toda la superficie. Es una mala señal de la contaminación del río Las Lisas que alimenta el gran cuerpo de agua, abundante en especies acuáticas de flora y fauna.

 

Venciendo las dificultades, los pecadores de El Cedro, Las Lisas, Los Guineos y otras comunidades siguen su faena en Laguna Limón. Esperan un golpe de suerte cuando el turismo sostenible arranque y la región se convierta en uno de los atractivos para extranjeros y dominicanos que gustan disfrutar de la naturaleza.

 

Daniel y su hijo Clemente, de 23 años, dirigen su mirada a un extremo de la laguna donde presumen que pueden capturar tender la red para atrapar dos o tres libras de róbalos y tilapias.

 

Se dirigen, cautelosos, hacia el área donde, según su instinto de pescadores, encontrarán peces para recogerlos a la mañana siguiente. “Si Dios quiere se mantienen vivas las esperanzas de una vida mejor. El “Maestrico” no es un hombre estudiado, pero observa los movimientos de la zona. Algo bueno se acerca para El Cedro y otras comunidades.

 

Durante años se han hecho encuestas, estudios. Visitantes que van y vienen, formulan preguntas, hacen anotaciones sobre temas diversos, de pobreza, de salud, de educación,  de vivienda, de  alimentación, de turismo, de actividades comerciales y de temas complejos que la mayoría de los lugareños no entienden.

 

El Parque Nacional Lagunas Redonda y Limón

 

El Parque Nacional Lagunas Redonda y Limón, con una extensión superficial de localizado 21.4 kilómetros cuadrados, según consta en los polígonos descritos por la ley sectorial 202-04 sobre áreas protegidas. Es una de los lugares más hermosos, encantadores y atractivo del país hermosas del país.

 

Algunos lo han bautizado como el “Bora Bora” dominicano, por su extraordinaria belleza, sus recursos naturales, sus bellos  paisajes, su pasividad natural, sus hermosas playas, ríos, arroyos, cañadas y montañas.

 

Esta área protegida fue durante años una “Reserva Científica”, lo que generó conflictos con las comunidades. Posteriormente le cambiaron a la categoría genérica de Reserva Natural Estricta. En realidad en ninguna de las lagunas nunca  se hicieron experimentos científicos.

 

Localizada en la región este del país, esta área protegida tiene abundantes recursos naturales para ofertar a los visitantes.

 

Ríos, montañas y una extensa franja costero marina, hermosas playas bordeadas de cocoteros, cristalinas aguas donde la pesca es abundante y el buceo deportivo es una delicia. Entre las especies que se pueden observar figuran las ballenas jorobadas, delfines, manatíes y tortugas.

 

Laguna Limón es de agua dulce. Tiene una extensión superficial de cinco kilómetros cuadrados. Abundan especies de flora y fauna. Profundidad máxima es de 2.10 metros, con una media de 1.43 metros. La deforestación en las montañas altas donde nace el río Las Lisas, que alimenta el cuerpo de agua, así como la extracción indiscriminada de arena, grava y gravilla, ha generado serios problemas ambientales. La contaminación está causando estragos ese reservorio de agua dulce, uno de los más importantes del Caribe.

 

El sedimento es de textura lodosa como consecuencia de la descomposición de la materia orgánica, aportada por el manglar pròximo a las orillas. Hay inquietud entre pescadores y conservacionistas de la región por una hierba maligna que ha crecido en Laguna Limón.

 

Laguna Redonda, con una extensión de sete kilómetros cuadrados, es de agua salada. Se comunica con el mar a través  de Caño Celedonio. Igual que Laguna Limón, la Redonda ha sido un medio de sustento para cientos de familias pobres que pescan, con rústicos instrumentos, distintas especies para sobrevivir en este lugar de pocas oportunidades.

 

Algunas especies de la fauna que se pueden observar en ambas lagunas son: cangrejos, tilapias, róbalos, sábalos, camarones y guabinas. La avifauna también es rica y se representa con Gallareta de pico rojo, zaramagullón, Garza Real, Rey Congo, Cuchareta, Pato Pescuecilargo, Guincho.

 

Por: Arismendy Calderón