El desecho como como riqueza

Ultima Actualización: sábado, 11 de abril de 2015. Por: Luis Henriquez Canela

Por la salud de Puerto Plata, ojalá que los ministerios correspondientes no engaveten estos permisos.

Tuve la oportunidad de asistir el jueves pasado  a los salones del Cabildo Municipal de Puerto Plata donde los ejecutivos de la empresa EnergyProjets International Company (EPIC) llevaron a cabo una magistral presentación sobre la solución a la disposición de los desechos sólidos de Puerto Plata y sus municipios.

Explicaban los funcionarios de la compañía en cuestión, que la planta a instalarse podría generar hasta 40 megavatios de electricidad los cuales entrarían a formar parte de la oferta del sistema eléctrico nacional. La inversión ronda los doscientos cincuenta millones de dólares de los cuales Puerto Plata no tendría que aportar ni un centavo.

Indicaban, además, que la planta generaría 300 plazas de trabajo durante el proceso de construcción el cual se llevaría a cabo durante un tiempo máximo de 30 meses, es decir, dos años y medio.

Algo que me llamó la atención es lo referente a que dijeron; 30 meses después de obtenido el último permiso, y lo repitieron varias veces. Me sonó a advertencia, y bien por ellos. Porque conociendo uno la excesiva burocracia a la que se somete la inversión –sana—extranjera,  la repetición de ese enunciado dejó bien claro su posición en torno al plazo para el inicio de la operación.

Por la salud de Puerto Plata, ojalá que los ministerios correspondientes no engaveten estos permisos.

En la sesión de preguntas, hubo una que sonó varias veces; qué beneficios van a obtener los municipios a cambio de sus desechos.  Es que nosotros somos tan especiales que nos están quitando un problema de arriba y aun así queremos sacar ventajas. Los funcionarios de la entidad dijeron que repartirían los beneficios de la empresa entre los proveedores de basura.

Cualquiera  en su sano juicio, más que estar preguntando cuánto me van a dar, estaría buscando la forma de cómo ayudar a solucionar. Pero somos muy muy especiales.

Proyectos de este tipo son los que nosotros debemos apoyar porque con ellos  conservamos  nuestro medio ambiente, ahorramos divisas produciendo electricidad a partir de esos desechos y nos quitamos un problema de encima.

Hemos perdido millones de dólares y contaminado millones de kilómetros de aire, pero todavía estamos a tiempo.

La comunidad de Puerto Plata, adeptos y contrarios, deben apoyar esta iniciativa del Ejecutivo Municipal Lic. Walter Musa y sus colaboradores, en aras de que Puerto Plata pueda, al margen de todos sus atractivos turístico, proveer  aire fresco y sano a los nativos y visitantes.