Puerto Plata Covid-19 | 26/09/2021 | Infectados 9050 | Fallecidos 158 | Recuperados 8646 | Click Para Más detalles

Por un diálogo sincero

Ultima Actualización: viernes, 12 de agosto de 2016. Por: Ramiro Francisco

Apelamos al diálogo franco y abierto.

Es posible que usted no sepa la inmensa alegría que siente una familia de Jimaní o cualquier provincia del país, cuando a la puerta de su casa llega un vehículo a llevarle una caja o tanque lleno de comestibles y cuántas cosas, enviado por un familiar residente en los Estados Unidos u otro país del mundo.

Tal vez usted no conozca el valor que tiene para una familia que habita en cualquiera de nuestras barriadas, recibir un saco con 50 libras de arroz, un recipiente lleno de aceite comestible, dos pares de tenis o zapatos y unas cuantas piezas de vestir enviadas desde los “nuevayores” por un pariente cercano.

Cuando nos acerquemos para entender estas cosas “pequeñas, superfluas y sin valor alguno” como han señalado algunos “expertos en aduanas” entonces, y solo entonces, vamos e entender las luchas y protestas realizadas en nuestro país y en Nueva York (en esta ciudad también se hizo) por trabajadores, familias enteras y dueños de empresas consolidadoras (mudanceras) contra disposiciones dadas a conocer por la Dirección General de Aduanas.

¡Si esta entidad gubernamental desea hacer más eficiente su gestión de cobros, correcto!

No obstante, se nota como una cacería de brujas por Inquisidores modernos contra lo enviado a familiares residentes en el país, por dominicanos desde los Estados Unidos.

Apelamos al diálogo franco y abierto.