Puerto Plata Covid-19 | 21/10/2020 | Infectados 3022 | Fallecidos 122 | Recuperados 2159 | Click Para Más detalles

Puerto Plata; a una semana de las devastaciones mediáticas del peregrino

Ultima Actualización: domingo, 03 de mayo de 2020. Por: Luis Henriquez Canela

La nuestra, la de hoy, la prensa de hoy, no es ni libre, ni pluralista ni independiente porque cuando responde a intereses, es capaz de todo. Es capaz de elogiar al malvado, adornar con rizos de oro al ladrón. Se convierte en impostora, embustera, farsante.

--¿Ayudan la prensa y las redes?

--A veces si, a veces no. Algunas veces vaticinan acontecimientos catastróficos que nunca suceden ni sucederán. Pero tiene algo bueno; sirven de guardián.

--¿Son buenas?

--Si, para informar, persuadir, promover; entre otras cosas. ¿Acaso juntas no conforman el cuarto poder?

--Si, se ha dicho. ¿Pero de qué sirven cuando responden a intereses? ¿Qué hay en sus profundidades que la mayoría no alcanza a entender?

--Pues te diré que se vuelven dañinas cuando por dinero se venden, cuando esconden o distorsionan, también cuando mienten,

--¿Y mienten, estás seguro?

--Claro, mienten cuando las enamoran,

--Y, ¿cuándo las enamoran?

--Fácil,

--Explícame,

--Te explico,

--Te había dicho que es el cuarto poder, ¿sí?

--Sí,

--Pues ese poder, esa fortaleza se la da a la prensa el hombre sensato, el juicioso, reflexivo. El hombre simple. Sin esas cualidades, el que hace prensa, al practicarla socava todo vestigio de verdad. Sin verdad, la sociedad se desploma y sucumbe. La enamoran cuando la compran y la compran cuando la enamoran.

--No acabo de entender,

--Debes saber que el corazón no siempre se conquista con el amor puro y sincero, a veces hay otros intereses que lo acorralan y lo desvisten,

--Y el poder de las redes, ¿se compra?

--Las redes, ¡ay!, las redes. Es el empoderamiento de las masas. Pero un empoderamiento deforme, amorfo, impreciso, exageradamente ambiguo. Es el poder del vulgo mediático en su máxima expresión. Es casi imposible de domar y dirigir. Pero lo intentan.

--¿De qué forma?

--De varias formas.  Mediante unos impulsos eléctricos llamados bots o mediante el pago de gente de carne y hueso no siempre santos; los llamados influencers, una nueva profesión de vividores, muchas veces analfabetos, sin escrúpulos, aunque los hay sanos y formales; en menor cantidad, pero los hay.

 

-- Te diré que un día como hoy, en el 1993, la Asamblea General de las Naciones Unidas por iniciativa de los países miembros de la Unesco, proclama el 3 de mayo como Día Mundial de la Libertad de Prensa, con la idea de fomentar la libertad de prensa en el mundo al reconocer que una prensa libre, pluralista e independiente es un componente esencial de toda sociedad democrática.

 

La nuestra, la de hoy, la prensa de hoy, no es ni libre, ni pluralista ni independiente porque cuando responde a intereses, es capaz de todo. Es capaz de elogiar al malvado, adornar con rizos de oro al ladrón. Se convierte en impostora, embustera, farsante. Se viste de blanco reclamando con vehemencia su irreprochable integridad, su supuesta honradez a toda prueba. Propala noticias contaminadas creando una crisis de confianza en la población con resultados catastróficos.

 

Está de luto, o por mejor decir, el consumidor está de luto.

 

 

Fotografia: http://josemariaalgar.blogspot.com