Puerto Plata Covid-19 | 01/12/2020 | Infectados 4029 | Fallecidos 134 | Recuperados 3039 | Click Para Más detalles

Año Escolar 2020-2021: Oportunidad para Transformar nuestro Sistema Educativo

Ultima Actualización: lunes, 19 de octubre de 2020. Por: Roque de León B

Por: Roque J. de León Borbón

Está demostrado que las conglomeraciones humanas generan las más connotadas e importantes transformaciones, en los momentos de grandes crisis y carencias generalizadas como las que nos ha correspondido vivir en la actualidad. A mi humilde entender, la pandemia del COVID-19 nos invita a generar un Sistema Educativo adaptado a la nueva realidad que, inequivomente planificada o no, da paso a una época que llega  acompañada de una generación diferente.

 

Japón demostró después de los daños permanentes causados a las localidades de Hiroshima y Nagashaky, por las bombas atómicas lanzadas de forma inhumana por el ejército de Estados Unidos los días 6 y 9 de agosto del año 1945 respectivamente, en el marco de la Segunda Guerra Mundial, que los aconcimientos por más grandes que parezcan no pueden detener el curso normal de la humanidad.

 

Eso quedó confirmado con la rápida recuperación material, comercial e industrial que inició en el año 1947 donde los primeros clientes eran sus verdugos que muy pronto les incrementaron el PIB por encima de los países europeos y, con la guerra de Corea los posicionaron hasta concretizar el llamado "Milagro Económico Japonés" entre los años 1960-1980.

 

Es la mejor manera de entender que en el centro de las peores dificultades, brillan las grandes oportunidades; deben interpretarlo las autoridades que estudian, planifican, ejecutan, controlan y evalúan nuestro deficiente Sistema Educativo con miras a implementar el nuevo modelo a seguir.

 

Nuestro actual Modelo Educativo arrastra grandes deficiencias acumuladas desde los años 70's, época en que irónicamente: un barrendero podía ser mejor remunerado que un docente, los locales físicos donde se impartían y recibían las docencias eran deprimentes; en ocasiones no había pizarras, butacas ni tizas.

 

Hoy aunque de manera indiscriminada en gran parte del territorio nacional se han construido locales que podrían ser adecuados; aún, arrastramos el malestar creado en los años 80's donde la carrera de educación se nutrió en un alto porcentaje de personas que entendían que su bajo intelecto no le permitiría ejercer en otras áreas.

 

Para esa misma época, esto representaba para nuestro país un real problema porque era el momento en que se iniciaban las oleadas tecnológicas, muchas personas, instituciones y empresas lo entendieron; otros aunque la realidad les golpeaba la cara no lo asimilaron. En ese instante se generó la famosa brecha tecnológica o digital que por la causa anteriormente enunciada incluye al sector educativo, a tal punto que algunas instituciones que impartían materias del área lo hacían sin contar con los equipos necesarios y requeridos.

 

Aunque eso fue cambiando a partir del años 1996, hay que sumar los hechos de que en esa misma época, mirando hacia el futuro, se inició en PUCMM con el auspicio de la Organización de los Estados Americanos (OEA) una maestría para  Docentes del Sector Público y a la vez, la entrega de computadoras para incentivar la introducción al uso de la tecnología. La maestría fue abandonada por la mayoría de los participantes lo que motivó su cierre y se cuenta que las computadoras en una buena parte fueron vendidas; hoy sufrimos las consecuencias y, tenemos que evitar la repetición de errores semejantes.

 

La situación actual requiere que con técnicos calificados, nos paremos en el mismo centro de la realidad e identifiquemos las desviaciones que han obstaculizado por tanto tiempo el crecimiento y desarrollo de nuestro Sistema Educativo y de la manera más humana posible, buscar las soluciones definitivas.

 

Esa solución debe incluir de ser necesario, la suspención del presente año escolar para desarrollar el material humano con el perfil requerido y las  plataformas tecnológicas necesarias que nos permitan dar respuestas adecuadas a las nuevas realidades que estamos enfrentando en los actuales momentos. 

 

Esto demandará de un proceso concienciado, bien planificado y mejor conducido de Formación Continuada para ese personal docente, reubicación de muchos e incluir en un plan de pensión justo para los que así lo requieran.  Además será necesario en una acción seria y despolitizada: reclutar, clasificar, entrevistar, evaluar, seleccionar y contratar el personal idóneo y necesario para lograr los cambios requeridos en el Sistema Educativo de nuestra República Dominicana.

 

A eso se agrega concienciar a nuestros padres, tutores y alumnos de que este modelo que se pretende instaurar (radio-televisión) no es nuevo, pero que requiere de madurez, responsabilidad y compromiso para que no echemos a perder una millonada que pertenece al pueblo y será transferida, a cuentas de esos particulares que siempre salen beneficiados.

 

Nuestra disciplina y actuaciones en esta nueva realidad por mucho tiempo ya no podrán ser las mismas. Adaptemosnos porque el tren no se detendrá!!

 

 

ROQUE J. DE LEON B. (MAE)

DIPLOMADO EN COMUNICACION SOCIAL INTEGRAL

MIEMBRO DEL: SNTP Y SINLOPP