Canela Tavarez Abogados

El Malecón de Puerto Plata una belleza abandonada por las autoridades

Ultima Actualización: viernes, 07 de septiembre de 2018. Por: Ariel Heredia Ricardo

El Malecón de Puerto Plata tiene 3 kilómetros de largo, se inicia en la puntilla de la Fortaleza San Felipe, hasta Long Beach (antiguo balneario Colón) y dicha avenida lleva el nombre del general Gregorio Luperón.

El deseo de los puertoplateños de tener un Malecón se materializó el 8 de septiembre del 1971, cuando  esa obra fue inaugurada en el gobierno del entonces presidente de la República, Joaquín Balaguer.

El Malecón de Puerto Plata tiene 3 kilómetros de largo, se inicia en la puntilla de la Fortaleza San Felipe, hasta Long Beach (antiguo balneario Colón) y dicha avenida lleva el nombre del general Gregorio Luperón que es un lugar excelente para la recreación y ejercitarse.

En toda su trayectoria se disfruta de un panorama magnificente del Océano Atlántico; sus rocas, arrecifes, arena y su aire yodado, así como su vegetación de almendros, uva de playa y cocoteros, además de las estatuas de Neptuno, David y del general Gregorio Luperón quien es reconocido como la de la primera espada de la Restauración,.

Sin embargo, toda esas belleza ya mencionadas, se desploman por la diferentes denuncias hechas por dueños de casetas y visitantes quienes expresan que la situación que se está viviendo en el Malecón es preocupante.

Citan que los turistas que acuden a los diferentes negocios se quejan por el olor nauseabundo que se respira a raíz de la contaminación de las aguas negras que desembocan en la zona.

Las diferentes personas que hacen vida en el Malecón le hacen un llamado al gobernador provincial Iván Rivera, al viceministro de turismo Julio Almonte y al alcalde del municipio San Felipe de Puerto Plata Walter Musa a poner manos a la obra y corregir cuanto antes esta penosa situación.

Ahora bien, el abandono de que ha sido víctima el Malecón por parte de las autoridades municipales, y por qué no, del gobierno central, han convertido esos tres kilómetros de una beldad inigualable en una letrina al aire libre.

El hedor que tiene el malecón de Puerto Plata desde el denominado Cuarto de Milla a Long Beach es preocupante, no solo para el turista que visita nuestro destino, sino para los que van allí buscando recreación.

Se puede observar a simple vista, los desechos sanitarios y la irresponsabilidad de ingenieros y políticos que han hecho del Malecón de Puerto Plata la cloaca más grande de la zona norte.

Otras problemáticas existentes es la falta de limpieza del litoral, el acondicionamiento del área para las bicicletas, el saneamiento de las diferentes cañadas que desembocan allí y la ocupación del área de playa por parte de los caseteros.

También las tuberías de los baños descargando en la cañadas, motocicletas y vehículos aparcados en las aceras y todos los registros de bombeo de aguas residuales están  inservibles desde hace varios años.

Si realmente se desea que Puerto Plata vuelva a ser "La Tacita de Plata" como una vez se nombró, es necesario que las autoridades comiencen a corregir los males que nos afectan como población y destino turístico, procediendo a resolver los múltiples problemas que afectan a una de las zonas más preciosa del país como es nuestro Malecón.

 


arieldhr36@outlook.com