NO al Karaoke del Museo Luperón

Ultima Actualización: jueves, 28 de noviembre de 2013

Por: Juan Yamil Musa

Artículos del Mismo Autor
08/01/2010 07:22:55 a.m.
TRÁFICO DE DROGAS: ¿LEGAL?
06/09/2010 11:45:35 a.m.
¿QUÉ PASA CON LOS TIBURONES?
20/06/2012 05:56:56 a.m.
¿CREYERON? PUES VÉANLO
26/06/2012 02:04:48 p.m.
¿4% PARA LA EDUCACIÓN? SÍ, PERO…
10/08/2012 02:10:48 p.m.
Recurso de apelación
28/01/2013 02:11:19 p.m.
Evolución del Debido Proceso de Ley
04/04/2013 11:57:07 a.m.
Puerto Plata necesita un futuro
17/08/2013 09:48:53 a.m.
Explíquenlo, por favor
El Museo del General Gregorio Luperón en Puerto Plata, dentro del cual se ubica un café que ofrece servicios comerciales a todos sus visitantes, ha establecido como práctica la instalación, una vez por semana, de un sistema karaoke en el cual los consumidores pueden disfrutar de este servicio.
 
Dicha actividad debe cesar, no solamente porque signifique un irrespeto a la memoria histórica de la Primera Espada de la Restauración, sino porque deviene en ilegal. Veamos: la ley 41-00 que crea la Secretaría de Estado de Cultura, hoy Ministerio, en su artículo 45, ordena la creación de la Red Nacional de Museos. De igual forma, el artículo 59, numeral 6, ordena, por vía de consecuencia, la creación de un Reglamento que rija las actividades que los museos en nuestro país llevarán a cabo. 
 
Cuando verificamos este Reglamento de la Red Nacional de Museos, aprobado el 31 de enero de 2007 por el Consejo Nacional de Cultura, en su artículo 32 establece una serie de prohibiciones a las cuales los Museos deben sujetarse, y  de igual forma, el artículo 177, cuyas líneas obtienen principalía en este reclamo, ordena que los directores de dichos centros aseguren que cualquier tipo de actividad comercial que realicen los mismos estén relacionadas con el propósito educativo de dichos centros culturares. Esto, sin tomar en cuenta siquiera las interpretaciones que se puedan derivar del conjunto de artículos que componen este Reglamento. 
 
Naturalmente, un karaoke no coincide bajo ninguna circunstancia a conservar, preservar y difundir la memoria de nuestro General Gregorio Luperón. El patronato que dirige este centro debe  prohibir en lo inmediato esta práctica. 
 
Las únicas notas musicales que allí deben tocarse son las de nuestro Himno Nacional, cuyas letras, precisamente, han sido escritas por Emilio Prud Homme, otro puertoplateño ilustre que comparte honores históricos con el destinatario del museo ubicado en la calle 12 de julio. 
 
¡ NO al Karaoke en el Museo del General Gregorio Luperón! Respetemos la memoria histórica de la Primera Espada de la Restauración.