Puerto Plata, ¿lo tiene todo?

Ultima Actualización: viernes, 07 de agosto de 2015. Por: Juan Yamil Musa

Sí, Puerto Plata lo tiene todo. Pero puede más, muchísimo más…

Como eslogan mercadológico, genial. Como polo turístico, totalmente cierto. Geográficamente, por supuesto, pues fuimos bendecidos por Dios y la naturaleza, donde nuestra oferta se extiende desde playas cristalinas hasta montañas llenas de un verdor envidiable. De historia, ni hablar: desde la colonización a mediados del siglo XV, hasta el derrocamiento de Trujillo y la vuelta a la democracia, donde nuestros hombres y mujeres fueron protagonistas de hechos heroicos. Nuestra provincia, así las cosas, sí, lo tiene todo. 

Pero Puerto Plata no tiene un plan a futuro. Puerto Plata desea competir con los polos turísticos asentados en nuestro país, sin un plan preciso de lo que debe lograrse. Puerto Plata no sabe qué provincia desea ser en el 2025, en el 2035, en el 2045. Sería penoso pensar que nosotros como sociedad estamos concentrados en el día a día, sin una visión clara de futuro.

¿Qué desea Puerto Plata ser? ¿Principal polo turístico? ¿Principal polo ecoturístico? ¿Crecer comercialmente? ¿Ser un centro de exportación internacional de primera clase y por ende, una especie de Hub del Caribe a través de nuestro puerto marítimo? ¿El mejor secreto colonial e histórico del Caribe y Centroamérica? ¿Cuántos empleos anualmente necesitamos crear? ¿Cuántos hoteles necesitamos para competir con el este? ¿Convertirnos en el principal polo de turismo médico de la región? ¿Ser el lugar por excelencia para retirados y extranjeros de la tercera edad? Es decir, ¿Qué deseamos?

Históricamente, hemos optado por polarizar la culpa del sector responsable, y desde la base misma de la discusión, erramos. Porque, no podemos señalar en su totalidad al sector privado de esta gran responsabilidad, ni de igual forma al sector público. En el momento mismo en que determinar las causas y sus soluciones se hacen sobre la base de los extremos, erramos. Perdemos de vista que necesitamos fabricar soluciones mixtas que permitan un mejor futuro. Real. Verificable. Tangible.

Gracias a la inversión millonaria de Carnival Cruises, hoy Puerto Plata puede vivir su antes y su después.  Pero sobre todo, su ¨gran¨ después. Es la obra que puede marcar la hoja de ruta hacia el futuro. Pero nos equivocaremos nuevamente si nos conformamos con este puerto turístico de orden mundial, porque no lo puede ser todo, ni lo será. Debe ser el punto de partida que nos haya devuelto la esperanza de construir una provincia vigorosa, como la soñada. Pero para ello, debemos contestarnos, ¿Qué queremos ser? Y sobre todo, ¿Cómo?

Uno de los principales logros que ha tenido el Estado dominicano recientemente ha sido contar desde el año 2012 con una ley de Estrategia Nacional de Desarrollo que traza las pautas de nuestro país por lo menos, hasta el año 2030. Allí se delinean todos los puntos necesarios para que República Dominicana sea una economía sostenible y socialmente eficaz. ¿Por qué entonces, si el país en su conjunto, posee una Estrategia Nacional de Desarrollo, Puerto Plata a su vez no puede contar con la suya?

El futuro llegará, con o sin planificación. Lo que anhelamos para los próximos 10, 20,30 años, hay que empezar a construirlo hoy. Es momento de definir con lujos nuestra identidad nacional e internacional.

Sí, Puerto Plata lo tiene todo. Pero puede más, muchísimo más…